Y DIGO YO… “Un quinto, bebido y pagado”

21/10/2015

Hoy comenzamos una nueva sección en www.recreativoportuense.es Se trata de la sección de artículos de opinión “Y digo yo…”. En ella trataremos de llevarles cada miércoles por la tarde opiniones personales de directivos, colaboradores, entrenadores, jugadores y aficionados del Recreativo sobre temas relacionados con el club y/o el fútbol base portuense o de la zona.

Y para comenzar, un servidor, como encargado del área de comunicación ó jefe de prensa del club, voy a romper el hielo y a lanzar el primero de esos artículos que esperamos que sea de vuestro interés.

De todos estos artículos, al ser opiniones personales, el club no se hace responsable de ninguno de los comentarios que puedan ser vertidos en los mismos siendo la persona que firma la que se hace responsable de dichos comentarios.

UN QUINTO, BEBIDO Y PAGADO

Cual si de un quinto de cerveza en la barra de un bar se tratase, nos hemos bebido y pagado un quinto de la liga del Recreativo Portuense. Una quinta parte que, si bien ha sido intenso, igualmente ha sido corto y fugaz.

Y nos lo hemos bebido muy rápido porque el cambio de categoría y las ilusiones puestas en un grupo de portuenses que nos representan contra los equipos de otras localidades cercanas así lo requerían.

Y lo hemos pagado. Podemos certificar que lo hemos pagado con creces. Esa falta de experiencia del recién llegado nos ha costado caro, demasiado en ocasiones. Un equipo que por calidad y juego no ha sido inferior a nadie y sí superior en la gran mayoría de encuentros solo encuentra justificación en esa bisoñez obligada e insalvable en cualquier inicio.

Mirando la clasificación cualquiera que haya seguido los partidos del Recre seguro que diría que nos faltan puntos. Esos puntos que hemos pagado por esa inexperiencia y que nos situarían en una zona mucho más alta en la tabla pero que es un precio justo y lógico en un club que lleva 3 ascensos en 6 años. Algo que, por otra parte, me enorgullece como portuense y como Recreativista.

Una vez terminado este periodo, esta quinta parte, toca reflexionar y ahondar en cuestiones que han llamado nuestra atención y son dignas de análisis por su influencia en la marcha actual del equipo. Uno de los aspectos que me llaman la atención es que aún no tenemos definido un once tipo. Un equipo fijo con sus pequeñas variantes que va quedándose en la memoria del aficionado y que es bastante habitual en el futbol moderno. Ante esto veo dos posibilidades, una es que Carlos Camacho está buscando y probando ese 11 fijo. Otra es que el míster busque tener motivado e integrado a todos los componentes de la plantilla y va rotando y dando oportunidades a sabiendas que la calidad existe en todos y cada uno de los integrantes de la plantilla.

Para no quedarme con la duda me fui al míster y él me respondía que no era ni una ni otra sino ambas las soluciones a mi pregunta. “Aquí todos son importantes y la calidad es palpable en todos los miembros de la plantilla por lo que a veces pequeños detalles normales y lógicos de una semana de entrenos decantan en favor de uno u otro una convocatoria o una titularidad. La enorme exigencia de esta categoría, que prácticamente es igual a la tercera división nacional, te obliga a mantener una plantilla amplia e involucrada, además de buscar soluciones para ir paliando la falta de experiencia y para que se juegue el tipo de fútbol que nos gusta, el que queremos ver en el campo”- me explicaba Carlos.

Otra cosa que llama poderosamente la atención es el número de futbolistas que han sido utilizados en estas jornadas lo que indica el gran número de jugadores que conforma la plantilla. Y todos de El Puerto excepto uno. La plantilla la conforman en total 25 futbolistas y 23 de ellos han jugado ya en liga más dos juveniles, José Serrano y Mikel. Esto da una idea de la riqueza del fútbol canterano de El Puerto, capaz de tener un equipo en tercera división totalmente solvente deportivamente y con una plantilla netamente de El Puerto. Y eso es una apuesta segura porque a mí no me cabe la menor duda de que la segunda B, con más experiencia, no se nos quedaría grande. ¿Se imaginan este equipo y las incorporaciones que vengan de nuestra cantera, dentro de 5 años, con experiencia y los saltos de calidad que van a llegar con dicha experiencia? A mí me ilusiona, que quieren que les diga, y no creo que sea ninguna locura pensar así.

Hemos hablado de la falta de experiencia, de las rotaciones, del gran número de jugadores canteranos involucrados en este equipo y nos queda un cuarto factor digno de reseña: el terreno de juego.

El maltrecho césped del Marcos Monge debía de ser un fortín para nosotros. Pero la falta de recursos y su mal estado nos condicionan más negativa que positivamente, bajo mi humilde opinión. Y seguro que muchos me dirán “tan malo es para nosotros como para el que viene a jugar contra nosotros”. Y sí, tienen razón, pero el que viene solo viene una vez en la temporada. Nosotros tenemos que jugar ahí cada dos semanas con un campo que no nos permite jugar con la calidad que tenemos, nuestra principal baza, y apenas nos permite rasear la pelota. Me consta la preocupación y el trabajo que viene haciendo la junta directiva para paliar este problema con lo cual no pretendo hacer una crítica pues soy consciente de los inconvenientes y la falta de recursos que tenemos en el club. Las ayudas brillan por su ausencia y no se le puede pedir más a quien pone todo de su parte. Pero en definitiva lo que cuenta es que el campo nos está perjudicando y no podemos obviar ese factor. Es otra cuestión que, al igual que la falta de experiencia o las rotaciones, se arreglará con el tiempo y terminaremos jugando esa baza a nuestro favor. Nos queda esperar pero a paciencia pocos nos ganan.

Se podrían analizar muchísimos más factores pero creo que éstos son los más llamativos. Tras todo ello, al menos para mí, la confianza en este grupo de jugadores y técnicos es total y pienso que es una apuesta sobre seguro. Sigo disfrutando con su fútbol y sigo ilusionado con verlo en las posiciones altas de la tabla. Creo que se está haciendo un enorme trabajo y más pronto que tarde van a venir los resultados. No me cabe la más mínima duda.

Sé que las pocas voces críticas que tenemos le darían la vuelta a esos factores y buscarían el lado más negativo. Pero realmente son voces interesadas que ni en número ni en fuerza ni en argumentos merecen ser escuchadas. Aún recuerdo cuando perdimos el tercer partido consecutivo la temporada pasada como tiraban las campanas al vuelo y nos daban por defenestrados a bombo y platillo. Justo tras aquella derrota llegó una vuelta completa sin perder un partido y terminamos la temporada campeones y con el ascenso en el bolsillo antes de que acabase incluso el campeonato de liga. El gran trabajo realizado les permite pocos resquicios y siempre buscan este tipo de oportunidades para hacerse notar. Pero sinceramente, no creo que merezcan siquiera un capítulo. Sería ideal que todos remásemos en el mismo sentido y hacer un equipo del Puerto muy fuerte y respaldado. Pero eso sí que es una utopía y no voy a seguir divagando absurdamente.

Hay que seguir remando tal como lo estamos haciendo, con sus pequeños errores y sus grandes aciertos, todos frutos de un trabajo concienzudo y autoexigente. Vamos a por el segundo quinto con más confianza de lo que fuimos a por el primero. Suerte y… a por todas!!!

Fdo.: Paco López Doello