Y DIGO YO… PERDER EL NORTE

03/12/2015

Por Manuel Muñoz Miranda, tesorero del Recreativo Club Portuense.

Primavera del 2.010, un loco llamado Ramón Verano había iniciado un proyecto de cantera, para que los críos jugaran al futbol, el solo se había encargado que al vetusto José del Cuvillo se acercara por primera vez la juventud, y digo bien por primera vez. En sus más de 40 años de historia el coliseo Rojiblanco había sido el hogar de un emblema de la ciudad, de un equipo profesional de futbol, pero nunca el Racing Club Portuense se había preocupado de la juventud, por el bien llamado futbol base. Durante toda una temporada con sus carteles, el compromiso de muchos amigos, horas y horas de quebraderos de cabeza y muchas mas en la fría puerta del José del Cuvillo consiguió sacar un año entero a flote, financiando una cantera que el Racing Club Portuense no podía permitirse.
Simultáneamente Antonio Flor Jiménez había culminado una brillante temporada con el Juvenil de La Sallé, quedándose a un solo punto del ascenso a preferente, pero el verdadero triunfo de mi amigo el Rubio fue unir a un grupo de chavales de la calle y transmitirles los verdaderos valores del futbol, del deporte, el trabajo en equipo, la solidaridad, el sufrimiento y sobre todo enseñarlos a disfrutar y creer en lo que hacían.

Antonio había terminado su trabajo, aquel grupo de chavales ya eran hombres y además lo eran oficialmente, dejaban de ser juveniles para pasar a ser Seniors y eso que alguno de ellos todavía tenía 17 años. Y ¿Ahora qué? En El Puerto de Santa María o eras muy bueno y experimentado o no tenias cabida en el único equipo Senior de la Ciudad, el Racing Club Portuense. ¿Qué pasaría con esos chavales? ¿Dónde podrían seguir haciendo deporte?.
Pues por causas fortuitas, el destino quiso que el camino de estos dos locos se cruzara y el proyecto Recreativo Club Portuense Futbol Base sin pactarlo, ni escribirlo en ningún documento quedo fijado, los dos querían lo mismo, que los chavales jugaran al futbol. Que se apartaran de la calle, que disfrutaran y se sintieran orgullosos como dice Antonio de “su pueblo”.

Cinco años después El Recreativo mantiene toda una estructura de futbol base con 9 equipos, un Senior, 2 juveniles, 2 cadetes, 2 infantiles y 2 Alevines; Juveniles e Infantiles son los únicos equipos de El Puerto que están en la conocida como “preferente”, los dos cadetes lideran sus grupos y el Senior en Primera Andaluza.

TODO UN ÉXITO. Este triste titular, seria el que nos dejarían los fríos números de los ascensos conseguidos y las copas de campeones que atesoran nuestras vitrinas en tan breve espacio de tiempo. Y digo bien TRISTE, son números que dependen de si la pelota entra o no entra, si el árbitro acierta o se equivoca y de un millón de factores que se escapan de nuestro control.

El autentico éxito del Recreativo es conseguir que 25 chavales de El Puerto compitan en 2ª Andaluza por que les gusta el deporte, porque creen en lo que hacen, porque creen en su entrenador y en el proyecto, porque se sienten equipo, ese es el éxito y no la clasificación final, para mí eso queda en una anécdota.

El éxito del Recreativo está en que en el Marcos Monge (bendito nombre) cada día puedan entrenar el mayor numero de chavales posible, con su precariedad y sus carencias, pero que los chavales se puedan sentir futbolistas por un momento, que puedan realizar una actividad que aporta muchos valores positivos, y que lo sientan como algo suyo, porque sin ellos el Recreativo no existiría.

El éxito del Recreativo no está en los partidos ganados este domingo sino en saber que los chavales se han divertido, lo han pasado bien y han sido un ejemplo, el resultado es algo secundario que llegara solo.
El éxito del Recreativo no es un objetivo, el éxito está en el día a día. Cada día que pasa, cada día que se abren las puertas del Marcos Monge sentiré que esos dos locos lo consiguieron, que los chavales tienen dónde y con quien jugar al futbol, unos colores con los que identificarse y un objetivo común, ser mejores cada día disfrutando de lo que hacen.

El Puerto por población y trayectoria merece un equipo en categoría superior. Ojala alguien tenga la capacidad y los medios de devolver a este, mi pueblo, al mapa futbolístico nacional y allí estaré para apoyarlo, pero también espero que el Recreativo siempre siga su senda, que siempre quede una persona con la cordura suficiente para NO PERDER EL NORTE y mantener viva la idea de esos dos locos, que los chavales tengan donde jugar al futbol.
Escribo estas líneas el 24/11/2015, tal vez alguien tendría que mirar los resultados para saber cómo vamos, en lo que a mí respecta os digo a todos los componentes del Recreativo Club Portuense Futbol Base – OBJETIVO CUMPLIDO – mañana mas, somos auténticos afortunados de no tener que esperar al fin de semana para cumplir nuestro sueño, jugar al futbol.

Si este es tu sueño, este es tu Club.