HABLANDO DEL RECRE CON … CARLOS CAMACHO

17/09/2015

C Camacho

Hoy tenemos la suerte de entrevistar al entrenador del primer equipo del Recreativo Portuense, Juan Carlos Camacho Bellido. El técnico portuense, de 35 años, cumple su tercer año en el club. Primero en el juvenil y después en el primer equipo, donde consiguió el ascenso a primera andaluza, categoría en la que se encuentra el club actualmente.

1.- Carlos es tu segundo año al frente del primer equipo ¿Con que ilusiones encaras esta temporada y que objetivos te planteas de inicio?

C.C.- Bueno, el principal objetivo, por encima de todos, es afianzar un equipo netamente portuense compuesto por chavales por los que hemos decidido apostar mezclándolo con jugadores más expertos para que sean su referencia. Y que esto sea una base sólida para el futuro. A partir de ahí y a sabiendas que no hay peligro de descenso este año en la categoría, intentaremos quedar lo más arriba posible y buscaremos ser lo más competitivos que nos sea posible hasta el final.

2.- Nos consta que con el gran trabajo que vienes realizando en el Recre hay muchos ojos puestos en ti y te has convertido en un entrenador muy cotizado en la zona. ¿Te han llegado muchas ofertas? ¿Ha sido muy difícil tomar la decisión de quedarte?

C.C.- Esto es constancia. De momento solo ha sido un gran año a nivel sénior. Este año si puede ser más importante a nivel personal tras muchos años entrenando. Y en la zona pues es posible que se tengan referencias de mi pero pienso que a mis 35 años tengo mucho por demostrar y por vivir y no tengo prisa. Tengo la suerte de estar y entrenar donde quiero y me apetece y estoy seguro que muchos querrían mi puesto.

3.- ¿Ves esta plantilla preparada para luchar por todo? ¿Qué destacarías de ella?

C.C.- Yo veo a la plantilla capaz de afrontar lo que se proponga. De todos modos quiero ver conforme avanzamos la ambición que se tiene y si no se ha perdido. El día que veamos que falta esa ambición Jordi y yo estaremos de sobra aquí. Y lo más destacable que veo en la plantilla es el afán de superación, me quedo con eso.

4.- ¿Qué opinas de la creación de la división de honor andaluza? ¿Podría mejorar lo que hay o han creado otro pozo?

C.C.- Yo creo que es el mismo perro con diferente collar. Un collar más caro y más difícil de llevar, eso sí, pero en definitiva será lo mismo y no mejorará en nada lo que ya existe.

5.- Muchos aficionados del Puerto demandaban un equipo portuense, con jugadores canteranos y nacidos y criados en la ciudad. ¿Cuál crees que es el tope para llegar con una plantilla compuesta por jugadores del Puerto?

C.C.- El tope es sacar el máximo a esa peculiaridad si no estamos haciendo el tonto y auto engañándonos. Si no hubiera calidad no podríamos hacer un equipo de gente exclusivamente de aquí. Ganar es importante y cuando ese hecho no se produce se pierde el sentido de equipo. Así que la labor más importante de técnicos y jugadores es que eso no suceda y dejarnos la piel en el empeño de ganar y ganar. No hay un tope definido habiendo calidad, ambición de ganar y afán de superación.

6.- ¿Pero ese tope se puede cuantificar?¿Y llegar a tener un equipo en tercera, segunda B o segunda A?

C.C.- Principalmente sí. Totalmente no lo sé. El fútbol no es solo dar patadas a un balón. A veces ves cosas que te chocan como que hay gente que verdaderamente no se da cuenta que ahora si estamos en una situación en que “te equivocas” y te metes en tercera y juegas con hombres y no sé si verdaderamente cuando se vaya subiendo esa exigencia muchos serán capaces de responder o les quedará grande.

7.- Siempre nombras a tu preparador físico y a tus ayudantes como parte fundamental e imprescindible de tu día a día. ¿Es tan importante ese apoyo?

C.C.- Sí que lo es, como bien dices, imprescindible. Cuando me preguntan por la cualidad que me veo siempre resalto una que me enorgullece: Trabajo en equipo. Lograr que un grupo de personas a tu alrededor esté implicada, se sienta útil y que sus opiniones cuenten es una suerte que poseo y lo más importante que creo que he aportado al club. Cada uno tiene su área y nadie se mete en la de nadie ni nadie asume lo que no es suyo. Y por encima de todo mi trabajo es sacar el máximo a todo eso y escuchar a todos para luego tomar las decisiones que creo más acertadas. Tengo la suerte de tener a mi lado a Jordi, Ángel Soler, Méndez, Emilio Pérez, Maikel, Lolo Samper, y los fisios José y José Ángel. Todo un lujo. Aquí cada uno sabe lo que tiene que hacer y a su vez vamos todos a una. Esa sensación de Unidad interna es fundamental para los lograr los objetivos que nos propongamos.

8.- Voy a ponerte en un compromiso… ¿Qué debe mejorar el club en lo Institucional?

C.C.- El Recre debe crecer como club. A mí una cosa que siempre me choca es que cuesta mucho tomar decisiones importantes y necesarias para el devenir de la entidad. A veces son impopulares pero si son necesarias hay que dar un paso al frente. Los problemas hay que atajarlos de raíz y rápidos y no dejarlo pasar a ver si se soluciona solo. Es lo único que echo en falta, esa madurez para dar un golpe en la mesa a veces. Por lo demás, el propio fútbol nos hará crecer.

9.- Tras una temporada con resultados de ensueño y una pretemporada inmaculada llegó la primera derrota en el primer partido de liga. ¿Cómo asumes esa derrota?

C.C.- Perder es perder y siempre duele. Las circunstancias ajenas a nosotros que nos pudieron llevar a esa derrota ni las miro. Si hubo cosas que de cara al futuro debemos cuidar más para ir creciendo en la competitividad. De todos modos pocos equipos harán lo que nosotros hicimos en ese campo tan complicado y con el desparpajo y la personalidad con que jugamos.

10.- Hablemos de cantera. ¿Cómo ves su funcionamiento en El Puerto y en el Club?

C.C.- Mal en general, vamos en picado. Hoy en día veo muchos cambios y mucha inestabilidad. No hay patrón de funcionamiento y por eso los chavales al final son ingobernables. Buscamos en los chavales el problema cuando en realidad debemos buscarlos en los gestores de los grupos.

Particularmente en nuestro club veo entrenadores que quieren ir avanzando y creciendo y están muy involucrados en el club y con los chavales. Con el que más cercano trabajo es con Emilio Soler y es un chaval que merece la confianza y el respaldo por los años que lleva en el club y por las ganas de crecer y madurar que tiene. Mientras él quiera  y nos lo pida nos tendrá ahí para ayudarle.

11.- Sé que en tu manual de funcionamiento viene en negritas la atención a la cantera y darle oportunidades a los chavales que suben. ¿Qué les aconsejarías a esos chavales que sueñan con llegar a jugar al fútbol de mayores?

C.C.- Yo sé que soy muy crítico y exigente con los chavales, a veces incluso demasiado, pero es el único camino para que crezcan rápido y sean fuertes mentalmente. Yo me he apartado drásticamente de chavales en momentos que he visto que el trabajo no es el que a mi parecer debe ser. Por encima de todo no se trata solo de dar patadas a un balón. Hay que tener valores y ser honesto con el trabajo y con el equipo siempre. Particularmente te das cuenta que te debes ir apartando de la gente y aislando de todos porque los chavales tienen mucha tendencia a confundir libertad con libertinaje y amistad con respeto. Para mí si no hay respeto al trabajo y al grupo está de más en mi equipo.

A los chavales les aconsejaría que tengan ambición, que nunca olviden de donde vienen porque les servirá para encontrar su destino, que sepan siempre valorar y escuchen a las personas que le demuestran que quieren su bien a pesar de que les digan lo que no quieren escuchar, porque son esas personas que te exigen y te aprietan y te critican con sinceridad las que te hacen crecer. Este es un mundo donde todos creen saber y a los chavales normalmente los confunden desde la ignorancia. Cuando se acaba la etapa de juvenil comenzamos de cero. Aquel jugador que inicia una guerra cuando las cosas no le salen bien contra cualquier otro que no sea su propia auto exigencia y empieza a poner excusas está acabado. Aquí es trabajo y constancia la primera de las recetas.

12.- ¿Qué le pides a la afición?

C.C.- A la afición no le puedo pedir nada. Ahora es el momento de pedirnos a nosotros. Mi deseo es que cada vez seamos más y que alcancemos la unión necesaria para seguir creciendo juntos y… ¡¡¡Viva el Recre!!!