FÚTBOL DE TOQUE CON… JESÚS MORENO

17/11/2016

FUTBOL DE TOQUE

Hoy en FUTBOL DE TOQUE vamos a conversar con una persona muy querida y apreciada en el Recre. Un entrenador que no hace ruido, humilde, trabajador y que quiere estos colores de verdad. Un entrenador de club, sin estridencias, dispuesto a trabajar incansablemente y a repartir los méritos con todos los que tiene cerca sin adueñarse nunca de las medallas. Tras su paso por cadete B y cadete A, ha pasado a ser el segundo entrenador del primer equipo a las órdenes de Carlos Camacho, que nos consta que habla maravillas de su trabajo. Nos referimos a Jesús Moreno Utrera y vamos a conversar con él…

Jesús

Jesús, cuéntanos cómo surgió la posibilidad de pasar de ser el entrenador del cadete A a ser el segundo del primer equipo.

Pues mira, en principio iba a entrenar al juvenil B pero una noche me llamó Curro ofreciéndome ser el segundo entrenador del primer equipo y después de hablar con varias personas cercana a mi y valorar la oportunidad que me ofrecían, tomé esta decisión con la que estoy muy contento.

¿Cual es la principal diferencia entre entrenar en fútbol base y entrenar a un senior?

Hombre, al principio la diferencia es que ya tratas con personas adultas y no chavales y eso conlleva que la forma de dirigirte a ellos sea totalmente diferente. En el tema deportivo, los entrenamientos son totalmente diferentes con la intensidad que se trabaja.

Sabemos que el club tiene una gran confianza en tu trabajo y en tu proyección de futuro. ¿Te ves un día entrenando al primer equipo?

Yo creo que a todo entrenador del Puerto le gustaría ser el entrenador del primer equipo de su ciudad, pero no quiero ni pensar eso, ya que ese puesto lo ocupa una persona que me está enseñando mucho tanto en lo futbolístico como en el saber ser maduro en un banquillo. Además, ese puesto solo lo puede ocupar uno y tiene que ser Carlos.

¿Cuál crees que es la clave para entender la crisis que está viviendo el primer equipo?

Cuando la pelotita entre se acabará la crisis, porque si somos realistas en algunos partidos hemos merecido algo más y el fútbol es así pero vamos, después del partido de Bazán y el de la semana pasada ante el Guadiaro y la imagen que dio el equipo desde el minuto 1 pienso que van a salir las cosas.

Como entrenador, ¿en quién te ves reflejado por estilo?

La verdad es que hay muchos entrenadores en los que uno puede fijarse de un estilo de juego, pero pienso que el estilo tienes que buscarlo respecto a los jugadores que tienes en la plantilla y saber jugar con lo que tienes para potenciar en todo lo que puedas al equipo para sacar lo mejor de cada uno de ellos.

El césped del Marcos Monge es algo de lo que se vino hablando el año pasado. Ahora está mejor pero los resultados se siguen resistiendo. ¿Qué crees que ocurre?

Es verdad que está mejor, pero ya cansa el tópico del césped. Creo que no tiene nada que ver los resultados con el césped, que por cierto hay que reconocer el enorme trabajo que vienen haciendo con él y que este año es un gusto verlo y pisarlo.

Si acaso llegase un equipo llamándote, ¿valorarías la opción o prefieres seguir aquí aprendiendo con Carlos? Mójate.

¿Que me moje? jajaja que va, sinceramente solo llevo cuatro meses tratando con jugadores senior y tengo que seguir aprendiendo en todos los aspectos.

¿Algún jugador por el que sientas debilidad especial del primer equipo?

Debilidad por todos, no puede ser de otra manera. Cuando te adentras en este mundillo y conoces al futbolista de cerca cambia totalmente tu visión. Desde ahí dentro ves las ganas, la entrega, la pasión que le ponen a todo. Encuentras un compañerismo en el vestuario que ni te imaginas que existe y ves detalles de una calidad humana impresionante. Por eso te digo que mi debilidad son todos, con sus pros y sus contras, pero todos tienen mi respeto y admiración porque cada día demuestran ser unos profesionales y ser personas que merecen mucho la pena.

¿Hasta cuando te ves aquí?

No sé, hasta que el club quiera y estemos a gusto que las dos partes. Ahora mismo estoy disfrutando y aprendiendo con el puesto que ocupo y aportando todo lo que puedo por mi club y no me puedo plantear otra cosa.

Para acabar, manda un saludo a los aficionados que leen la web.

Un saludo a todos los recreativistas que están al pie del cañón todos los Domingos, incluso en los partidos de fuera que se les ve en la grada, y tranquilos que este equipo tiene tela de fútbol en las piernas y se van a llevar muchas alegrías. Ya vereis. Un saludo.