Carta a un amigo… Por Carlos Camacho

10/04/2017

Llegadas estas fechas, me gustaría dedicar estas líneas a una persona sin la cual esta andadura habría sido imposible acabarla en su momento. Me refiero evidentemente a DON EMILIO PEREZ Ramos, mi delegado, mi amigo.

Para muchos se trata del calvito gordito de gafas que esta con el árbitro. Para otros, el pesado que siempre riñe al vestuario en situaciones de tensión… Pero para mí, simplemente el culpable de que por encima de todo, el vestuario haya sido hermético y firme y la imagen del Recre siempre haya primado sobre los egos personales.

 

Dicen que el fútbol es la cosa mas importante de las cosas que no son importantes. Veinte años después de escuchar esa frase como un tópico más del fútbol, garantizo que es la mayor verdad y probablemente la única que en este mundo tan artificial como es el fútbol se da. Por ello, entre todas las cosas, el fútbol es algo que pasa por nuestras vidas con alegrías y tristezas, pero todo pasa sin más como simplemente una etapa de nuestras vidas.

 

Sin embargo, las amistades creadas quedan para todo, para cuando el fútbol acaba. Ellas siguen ahí para preocuparse por tí, para tomar café, para un simple “hola, que tal estás”, ó simplemente para que sepas que esta ahí.

 

Emilio es mi AMIGO, es mi confidente, la persona que me entiende, el que lo ve todo y vale más por lo que calla que por lo que dice (en un mundo que todo se dice y habla sin saber), y ¡¡calla tela!!, el que se preocupa por mí en la tristeza, el que me defiende cuando no estoy, el que me reprende cuando me caliento, Emilio es sin más “EL MEJOR COMPAÑERO Y SIN DUDAS LO MEJOR QUE HE CONOCIDO EN ESTE BONITO MENSAJE DE CUATRO AÑOS LLAMADO RECREATIVO CLUB PORTUENSE FUTBOL BASE”.

GRACIAS EMILIO!!! (ésta me la debía a mí mismo).