BAZAN 3-0 RECREATIVO PORTUENSE

07/10/2018

Mal resultado el cosechado por el equipo portuense hoy en la isla. Pero lo peor no fue eso, lo peor fueron las 4 expulsiones que recibieron los rojillos que condicionan y mucho los próximos partidos del equipo portuense.

Comenzó el encuentro con el Recreativo muy bien plantado sobre el municipal de Bazán. La presión de los de Juanjo Durán desde la linea de medios hacia arriba provocaba constantes pérdidas de los locales que, ante la dificultad para sacar el balón jugado lanzaban pelotas en largo una y otra vez dando ventaja a los portuenses. Apenas habíamos tenido ocasiones claras de gol y al llegar el minuto 20, un centro pasado lo controla Alba y, ante el levísimo contacto con el pecho de un defensor visitante se deja caer y, ante el asombro de todos, el colegiado pita penalti. A pesar de la incredullidad de propios y extraños, el penalti se lanza y de forma totalmente injusta y arbitraria los locales se ponen por delante gracias al lanzamiento del penalti obra de Javi Muñoz.

El Recre, tras unos minutos de despiste, intenta reponerse y atacar para buscar un empate que merecía. El coraje por lo injusto de la situación hace perder la posición en varias ocasiones y el ansia por devolver el empate al marcador nos lleva a cometer errores en los pases lo que propicia varias contras locales con mucho peligro. A los 3 minutos de descuento llega el segundo gol local obra de Alba, que tras cortar un mal pase del centro del campo recreativista, se apoya en un compañero que le devuelve la pared y ante la salida de Pablo le marca de vaselina. 2-0 y al vestuario.

La salida al segundo tiempo fue clara y concisa. El Recre iba a buscar el empate y a dejarse la piel para conseguirlo. Parece que alguien le comentaría al colegiado el tremendo error en el penalti y éste decreta otro penalti, esta vez para el Recre, que pareció en compensación por el anterior. Dicho penalti era calcado al anterior, un leve toquecito, Rafi se tira y el colegiado pita. Era el minuto 3 y por desgracia para los rojillos el portero cañailla consigue atajar el disparo de Rafi. Nuestro gozo en un pozo. Pero al contrario de lo que se podría esperar, los portuenses siguen erre que erre jugando bien y creando ocasiones. Los amarillos ceden un pasito para buscar el contragolpe y el partido se torna vistoso y alegre, con dos alternativas de juego que lo hacían vibrante y con muchas ocasiones de gol.

Llegaba el minuto 58 e Isaías era expulsado por doble amarilla. El central portuense corta una contra y no parece que exista ni falta pero el colegiado la sanciona. Ante la protesta el trencilla le enseña la segunda amarilla y los portuenses se quedan con 10. Aún así el equipo se sobrepone y sigue buscando ese gol que le meta en el encuentro y continúan las ocasiones y las contras locales. El partido aún era divertido y el Recre no le había perdido la cara.

Hasta que en un nuevo corte de balón del centro del campo local llega el definitivo 3-0, obra de Foncu, en una contra de 4 contra 2. Y a continuación vendría la puntilla al partido en el minuto 80, en la parada para refrescarse. Kike se acerca al colegiado y le comenta algo e inmediatamente el trencilla se saca la tarjeta roja expulsando al lateral portuense. Quedaban 10 minutos y estabamos con 9 jugadores.

Pero ahí no acabarían los males del Recre porque en el 88 Anzu realiza una buena jugada, dribla a varios adversarios y es objeto de varias faltas pero aún así consigue disparar aunque casi sin fuerza pues venía trastabillado por los golpes. Al ver que no se le pitaba la falta se dirige al colegiado y tras comentarle algo se da la vuelta y junta las manos en señal de pedir disculpas. Pero la disculpa no le valdría de nada y el árbitro le expulsa dejando al Recre con 8. Llega el final del partido y algo ocurre con Borja Ochoa y el colegiado anotaría en el acta que el delantero del Recre también sería expulsado.

La rara sensación con que dejamos el campo municipal de la Bazán nos decía que no merecíamos tanto varapalo. Resultado abultado en contra cuando la diferencia en el juego no existió o incluso fue mejor por momentos el Recre. Un colegiado que rompe un partido limpio con un penalti de los que no se pitan ni en la play. Compensación que no aprovechamos. Y la traca final: 4 tarjetas rojas.

Necesitamos reflexionar y entender como se puede llegar a esto, buscar soluciones y mejoras lo más rapidamente posible y preparar el próximo envite, contra el Balón de Cádiz en el Marcos Monge el próximo fin de semana en el que no se podrá contar con Victor, Pablo, Borja Peinado, Borja Ochoa, Kike, Isaías ni Anzu.