2-4 Partidazo del Recre en Rota

11/11/2019

Los Recreativistas vencieron por 2-4 en el siempre difícil campo de la Roteña.

Enorme partido disputado por el Recreativo Portuense que consigue su cuarta victoria consecutiva y se afianza en la zona media de la tabla. Lejos quedan ya aquellas fatídicas 6 primeras jornadas en las que los rojillos solo fueron capaces de conseguir 1 punto, por mucho que hicieran méritos sobrados para lograr varias victorias.

El Recreativo, plagado de gente muy joven y con muchos jugadores de El Puerto, estuvo acompañado en las gradas por más de 50 aficionados recreativistas que celebraron los goles y la victoria de los rojillos de forma visible y ruidosa en el Estadio Manuel Bernal Sánchez-Romero.

El partido comenzaba con los de Pery muy bien situados con presión desde la línea de medios lo cual dificultaba mucho las llegadas locales. La pareja NicoMora, 19 y 20 años respectivamente, nuestros Oliver y Benji, volvían un partido más a ser los dueños de la medular. Así y todo la Roteña es un rival muy fuerte y más aún en su casa y aunque había pocas ocasiones éstas se repartían entre unos y otros. Serrano, también con 19 años, era la pesadilla de la defensa local con sus constantes subidas por banda derecha derrochando un poderío físico descomunal. Hay carrilero para rato en el Recre. Tras un par de acercamientos de ambos equipos llega en el minuto 34 el primer gol de los locales, obra del exrecreativista Orellana, que aprovechó un balón dividido en el área tras jugada a balón parado.

El gol fue un golpe para los ayer blanquillos que tuvieron unos minutos de desconcierto. Pero lejos de irse del partido volvieron a hacerse dueños de la medular y comenzaron a merodear de nuevo la portería de Jairo en busca del empate. Sin embargo en el minuto 42, una contra local se convierte en el 2-0, obra de Ayoub, en un muy posible fuera de juego reclamado por los visitantes.

Tras el 2-0 el Recre cuelga un balón que es despejado por los centrales roteños y Mora, en carrera e imponiéndose a su par, se lleva el balón con el pecho y, tras bote en el suelo, se saca un zapatazo que se convierte en el 2-1. El disparo, desde 30 metros, fue aplaudido incluso por los aficionados locales por la bella factura del mismo. Y con esto llegábamos al descanso.

A pesar de irse por debajo en el marcador al descanso, los rojillos habían jugado 45 minutos muy completos y se sentían superiores en juego y ocasiones. Quizás fue eso lo que encorajinó al equipo portuense que salió en el segundo periodo a ganar el partido sin dejar lugar a dudas.

El dominio nada más comenzar el segundo periodo se hizo intenso y las ocasiones iban sucediéndose hasta que Jesusiño, que realizó un partidazo con desbordes y centros medidos, rompió el partido por la banda derecha. Una incursión suya en el minuto 56 con varios regates y centro desde la línea de fondo lo convertiría Jesuli en el 2-2 con un testarazo de auténtico delantero centro picando el balón.

Y no se conformaría el Recre con el empate. Los rojillos, basados en la seguridad defensiva de sus 3 centrales, Isaías, jefe de la defensa y transmisor de tranquilidad, Gonzalo, todo corazón y con un poderío físico que asusta al rival, y Pablo Martínez, otro chico con 19 años recién salido de juveniles que destaca en todo lo que hace, elaboraban juego una y otra vez con un inconmensurable en la banda izquierda Cristian Jaen, con el chef del centro del campo Bicho o un renacido Elías, que vuelve a ser el jugador de dibujos animados que fue en su dia y que nos hace volver a soñar con verle jugar cada domingo.

Dos minutos más tarde, una nueva incursión de Jesusiño, esta vez llegando hasta la línea de fondo ya dentro del área, con centro al que responde Jairo con un despeje. El balón sale del área y es Elías el que llega al vértice del área grande y a la media vuelta lanza un disparo al palo contrario que se convierte en el 2-3. Otro gol de sombrerazo. Los portuenses seguían gustándose y tres minutos después, el reconvertido y poderoso, y hoy bigoleador, Jesuli, pone broche de oro a su partidazo con otro gol de delantero centro nato. Fue un balón que roba la asfixiante defensa del Recre, Bicho se saca de la chistera un pase por encima de los centrales y Jesuli llega enviando el balón lejos del alcance de un derrotado Jairo. Era el 2-4 y el delirio en los aficionados recreativistas desplazados hasta Rota.

Hay que recordar que con el 2-3 en el marcador, Pablo detiene un 1 contra 1 a Forlán que se hubiera convertido en el empate y hubiera devuelto al partido a los roteños. Pablo vuelve a ser el del año pasado, un auténtico muro bajo palos. El mister aprovechó para volver a dar entrada a Beato, otro jugador de 19 años que mostró sus credenciales para jugar en este equipo con una bajara de pases y regates de muchísima categoría, a Jerry, que luchó y provocó faltas y recuperaciones de balón una detrás de otra, y el debut del canterano Sergio, juvenil que mostró desparpajo y briega a partes iguales.

Victoria para soñar de un equipo que llegaba al partido con 5 bajas importantes y que sigue trabajando y creyendo en sus posibilidades. El próximo domingo a las 12 de la mañana visitará el Marcos Monge el San Bernardo.